Neocolonialismo vs. Integración Regional

Realizamos la actividad Neocolonialismo vs. Integración regional, en la que contamos con dos oradores magistrales: Atilio Borón y Alicia Castro. Abordaron la temática desde sus enriquecedores conocimientos y su experiencia, explicando las implicancias del modelo actual para los trabajadores y las trabajadoras.

Alicia Castro definió el modelo en el que estamos viviendo como Neocolonialismo y no como neoliberalismo. “Primero porque no es Neo, no es nuevo. Es un colonialismo que viene por nosotros a reapropiarse de nuestros territorios y a entregar los recursos naturales de Argentina y otros países de la Región.” 

Para describir la situación actual dejó en claro el sentido en el que se construyó en la región en los años anteriores y porque la Integración Social fue una continuación de la construcción de la independencia de la región. «Venimos de un proceso de 12 años de extremado dinamismo de la unidad regional. Nosotros tuvimos la suerte de vivirlo y de protagonizarlo. No es exagerado cuando decimos que esperamos 200 años para esta unidad regional, fueron 200 años. San Martín y Bolívar pensaban la independencia de nuestros países en dos pasos necesariamente correlativos: la independencia y la unidad. Conscientes de que la unidad de América Latina y el Caribe era la única forma de alcanzar soberanía política e independencia económica. Pero una vez lograda la independencia, quedó pendiente la unidad hasta que el Comandante Hugo Chavez logró dinamizarla junto con Nestor Kirchner, Cristina Kirchner, Evo Morales, Fidel Castro, Lula, etc. Gobiernos que tuvieron una empatía y comunión ideológica extraordinaria.»

Alicia califica al proceso actual a contramano de la construcción de la unidad regional y caracteriza a Macri como un verdadero agente de la desintegración regional desde el primer día. «Primero echando a Venezuela del Mercosur, incluso sacando a golpes, con la fuerza pública, a la canciller venezolana de una reunión de cancilleres, hecho inédito en la diplomacia mundial en tiempos de paz. La relación de Macri con la región siguió separando Argentina de Unasur, despojándonos de esos organismos. De importancia principalmente por ser una región de paz, sin conflictos entre nosotros, ni hipótesis de conflicto, a diferencia del resto del mundo que está, coincidiendo con el Papa Francisco, en una Tercera Guerra Mundial fragmentada.»

No faltó analizar el G20 en este contexto actual donde encontramos una Argentina volcada a ser dependiente. » Argentina recibe a los gobernantes de países del mundo en el G20, que si bien por un lado es una apertura, el poder también tiene muchos medios de cooptación.» 

Finalmente, dejó una contundente frase que fue aplaudida por el auditorio: «Este modelo no sólo no cierra sin represión, sino que me permito agregar que este modelo no cierra sin la complicidad de muchos sindicatos y de muchos sindicalistas».

Atilio comenzó su análisis refiriendose al mundo a partir de la observación de Estados Unidos. «Vemos un mundo que se tensa con un personaje como Trump: réplicas en otras partes del mundo, como alienta a la ultraderecha. Es el clima político e intelectual que ha creado Estados Unidos en el mundo. En lugares y con funciones estratégicas desntro del Gobierno de Estados Unidos hay vinculados al Ku Klux Klan, otros reconocidos por estar a favor de la tortura, personajes que asumen funciones en el gobierno que eran desconocidos hasta el momento porque eran agentes encubiertos de Estados Unidos en América Latina. Estamos en manos de gente que está dispuesta a hacer cualquier cosa con tal de reordenar el mundo en función de sus intereses.»

Haciendo referencia a la influencia y el control del imperio norteamericano sobre latinoamérica continuó: «Gobiernos como los de Macri, Bolsonaro, gobiernos alquilados como el de Lenin Moreno, son ejemplos de cómo van a actuar. El imperio esta con la era de la hegemonía en declive, y cuando los imperios comienzan su fase de declinación, suelen tornarse más violentos que en la fase de asenso, eso esta comprobado en la historia de los imperios del mundo.»

«Hoy Argentina es una Neocolonia, con el FMI manejando la economía. Pero no es sólo cuestión de Argentina sino de todo América Latina, e incluso Europa.  Es un problema gravísimo en todo el mundo, con Estados Unidos casi siempre detrás, con excepciones de países como China o India.»

Borón enfatizó en la utilización que se esta haciendo del derecho «Hay nuevas metodologías que aplican como el lawfare, con una guerra mediante el derecho, vuelto como un anti derecho, transformado en imposición violenta, arbitraria, despótica de un orden que ya no respeta las reglas del derecho moderno sancionadas en las leyes.»

Para terminar, refiriéndose a la potencialidad de la movilización social como herramienta de lucha concluyó: «Es importante saber que al fin y al cabo la lucha por el poder fáctico es la calle. No tenemos el poder judicial, o el poder militar. Pero no alcanza con las instituciones, no alcanza con tener el poder sobre los medios de comunicación como creen algunos».